¿Cuáles son los factores de riesgo laboral?

factores de riesgo laboral Dentro del entorno laboral, existen varios elementos que pueden afectar a la salud de los trabajadores, y por ende su desempeño o rendimiento dentro del cumplimiento de sus funciones. Estos elementos pueden representar cualquier rasgo, condición, característica o exposición que pueda generar un daño al empelado.

Lo ideal y lo más recomendable es que las autoridades de las empresas logren identificar estos riesgos y tomen todas las previsiones necesarias para evitar que ocurran incidentes, accidentes laborales o que los trabajadores padezcan enfermedades a corto o largo plazo a causa de dichos riesgos.

Clasificación de los factores de riesgo laboral

A continuación vamos a comentar con detalle cuáles son los factores de riesgo laboral que nos podemos encontrar hoy en día. Existen principalmente 5 factores de riesgo laboral.

1. Condiciones de seguridad en el trabajo

Todas las empresas deben contar con las condiciones de seguridad mínimas requeridas, es decir que todos los materiales, equipos, herramientas pueden suponer factores de riesgo y deben encontrarse en las mejores condiciones de mantenimiento, ubicación, deben ser manejadas con precaución.

También existen los riesgos eléctricos, de incendio entre otros, que pueden producirse a causa del uso indebido de éstos o de algún desperfecto dentro de las instalaciones del ambiente de trabajo.

2. Entorno físico o ambiente de trabajo. 

Se relaciona con el ambiente donde se desarrolla la actividad laboral, el cual, debe cumplir con un conjunto de normas de seguridad para garantizar las mejores condiciones para los trabajadores. En este sentido hay algunos problemas que pueden aparecer relacionados con este punto.

  1. Puede existir contaminación sónica causada por los altos niveles de ruido y la presión y frecuencia de sonidos graves y agudos, además de resultar incómodas, desagradables y desconcentrantes, pueden causar pérdida parcial o total de la audición. Esto también ocurre durante el uso constante de auriculares.
  2. Por otra parte, la iluminación inadecuada tanto de la luz del espacio donde se realiza el trabajo, como del equipo con el cual se trabaja, como por ejemplo, el computador, produce cansancio ocular y otras molestias, además que puede ocasionar pérdida de la visión.
  3. Las radiaciones no ionizantes también pueden provocar lesiones oculares, este tipo de radiación es muy frecuente en los trabajos de soldadura. En el caso de los martillos compresores, estos producen una vibración que produce trastornos vasculares tanto en huesos como en articulaciones.
  4. La temperatura elevada también es un factor importante ya que de ser muy baja, puede producir temblores o alteraciones, y si es muy elevada, puede ocasionar fatiga, cansancio, sudoraciones, e incluso vértigos y ataques cardíacos.

3. Contaminantes químicos o biológicos

Dentro de cualquier ambiente laboral pueden haber diferentes agentes químicos o biológicos que constituyan un factor de riesgo laboral, tal es el caso de algunas pinturas y solventes, y otros productos químicos que puedan afectar las diferentes mucosas y sus vías respiratorias e incluso su aparato digestivo.

Dependiendo de la actividad laboral y el entorno, pueden estar presentes hongos, virus o bacterias, como es el caso de la manipulación de productos animales o vegetales.

Si no son higienizadas y desinfectadas debidamente, pueden producir graves enfermedades en los trabajadores que incluso estos pudieran transmitir fuera de las entidades de trabajo, a familiares y amistades.

4. Carga de trabajo

Los requerimientos físicos y/o los intelectuales que se le hagan a los trabajadores, constituyen la carga de trabajo de estos. Esta debe ser equilibrada y estar ajustada a ciertas condiciones de tiempo, físicas y mentales.

Si un trabajador debe realizar un esfuerzo físico, hay que considerar el agotamiento que este producirá y los posibles daños y otras consecuencias físicas graves si este no lo realiza con la postura y los implementos de seguridad adecuados.

Por otra parte, cuando se le va a delegar alguna tarea a los trabajadores, que constituya una carga mental, se debe considerar la capacidad del trabajador para cumplir el trabajo, el tiempo que se le otorga para realizarla debe ser suficiente.

Además, se le deben suministrar los insumos y la orientación necesarios para el cumplimiento eficiente de su tarea. Porque de no ser así, contrario a lo que se desea, esta carga mental puede producir en el trabajador estrés, insomnio, dolor de cabeza y otros problemas de salud.

5. Factores derivados de la organización del trabajo. 

Este es uno de los factores más comunes y tal vez más difíciles de notar, ya que dependen de la estructura de la empresa y las actividades que en ella se desarrollen. Es tan crucial que de no ser tomada en cuenta y manejada con precaución, puede generar problemas de estrés, depresión, fatiga y otros problemas físicos en los trabajadores.

Así que la buena organización de los turnos, los niveles de productividad que se exigen a los trabajadores, el respeto de las horas libres, y por supuesto la buena relación y comunicación dentro del equipo del trabajo son esenciales para que el trabajo fluya y la armonía perdure.

 

Artículos relacionados